APFFIGC (Sonora)


Las islas son una parte importante del territorio de nuestro país. Algunas islas, definen las líneas base para medir el mar territorial o nuestra zona económica exclusiva; otras, son sitios de recursos naturales únicos o base de actividades turísticas y pesqueras.

En el Golfo de California existen alrededor de 900 islas, reconocidas mundialmente por su belleza, riqueza biológica y productividad de las aguas que las rodean. En reconocimiento a estos valores, el gobierno mexicano ha fomentado, a lo largo de los años, la ejecución de políticas para su conservación; dentro de las que destaca el establecimiento de Aráceas Naturales Protegidas (ANP).

Digital StillCamera

Digital StillCamera

Las acciones de conservación, sobre los territorios insulares del Golfo de California, iniciaron en 1963, cuando la Isla Tiburón fue decretada Zona de Reserva Natural y Refugio para la Fauna Silvestre Nacional; con el propósito de proteger a varias especies de fauna terrestre amenazadas (D.O.F., 15/03/1963). Un año después, se decret, a la Isla Rasa, como una Zona de Reserva Natural y Refugio de Aves (D.O.F., 30/05/1964), para proteger a las colonias del charrán elegante (Sterna elegans) y la gaviota ploma (Larus heermanni). El 2 de agosto de 1978, se publicó, en el Diario Oficial de la Federación, el Decreto que establece una Zona de Reserva y Refugio de Aves Migratorias y de la Fauna Silvestre, en las islas situadas en el Golfo de California; frente  a las costas de los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora y  Sinaloa. A partir del 7 de junio de 2000, esta zona se considera en la categoría de Área de Protección de Flora y Fauna “Islas del Golfo de California”, conforme al Acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación.

A este decreto se agregan el de Isla Isabel, del 8 de diciembre de 1980, como Parque Nacional. El de las islas Lobos, Venados y Pájaros como Zona de Reserva Ecológica y Zona de Refugio de Aves Marinas y Migratorias y de Fauna y Flora Silvestre;. Esta última, establecida por el Gobierno del Estado de Sinaloa para proteger la riqueza natural de las citadas islas, ubicadas frente a Mazatlán. Durante 1993, se decretó la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, dentro de cuya poligonal se encuentran dos islas del golfo. Por último, en 1996, se decretó el Parque Marino Nacional Bahía de Loreto, que comprende, además de la zona marina, las islas Coronados, del Carmen, Danzante, Santa Catalina y Monserrat, del Golfo de California (denominado Parque Nacional Bahía de Loreto tras el Acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 7 de junio de 2000).

De manera paralela, destacan algunas medidas de gobierno que codyuvaron, a posteriori, en la creación de las ANP. Así, el año de 1951, cuando el presidente Miguel Alemán promovió la instauración del estado libre y soberano de Baja California (antiguo Territorio del Norte de la península), puede señalarse como el inicio de las acciones que, indirectamente, dieron la pauta para la protección de los recursos naturales del Golfo de California y de sus islas. El 28 de agosto de 1968, Gustavo Díaz Ordáz promulgó el decreto por el que se delimita el Mar Territorial Mexicano, en el Golfo de California: la zona situada al norte de las islas San Esteban, Tiburón y San Lorenzo, se convirtió en Mar Interior, con una superficie cercana a los 48,000 km². El 8 de octubre de 1974, Luis Echeverría decretó la creación del Estado de Baja California Sur. El 6 de febrero de 1976, las aguas de la mitad sur del Golfo de California, fuera de la franja de Mar Territorial, quedaron sujetas al régimen de Zona Económica Exclusiva, salvaguardando para el país los derechos de soberanía sobre los recursos marinos, renovables y no renovables, de los fondos y subsuelo marino y de las aguas suprayacentes (D.O.F., 13/11/1976).

Cabe destacar, que la Ley Federal del Mar, equipara a las islas con el territorio continental y otorga, a sus aguas adyacentes, la condición de Mar Territorial, de Zona Contigua, de Zona Económica Exclusiva y de Plataforma Continental; no así a las rocas no aptas para mantener la habitación humana o la vida económica propia (D.O.F., 02/04/1986).

Conforme a la Ley Federal del Mar, las islas son extensiones naturales de tierra, que están rodeadas por agua y sobresalen de ésta durante la pleamar, y que se pueden clasificar, por su ubicación geográfica, como continentales, oceánicas e interiores. Las áreas insulares (islas, islotes, rocas e isletas), del Golfo de California, cuyo número asciende a 898, representan aproximadamente el 50% del territorio insular de México.

Es por ello, que la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, a través de la Unidad Coordinadora de Áreas Naturales Portegidas (UCANP) asignó recursos humanos y financieros para la administración de estas islas. Estos recursos, cuyo origen provino de la inclusión de esta ANP en el grupo de áreas protegidas piloto de la entonces Unidad Coordinadora de Áeas Naturales Protegidas (UCANP-INE-SEMARNAP), han permitido consolidar una estrategia de manejo para el área; que incluye su administración y operación a través de cuatro oficinas regionales. Esta estrategia deberá fortalecerse por el respaldo de los gobiernos estatales y municipales de la región; así como por la presencia y trabajo conjunto de numerosas instituciones académicas, organizaciones no gubernamentales, propietarios, usuarios y comunidades locales.