Fauna


Fauna terrestre

La composición de la fauna terrestre de las islas, en general, se determina por diversos factores, como lo son: la distancia que existe entre las islas y el continente, su origen, tamaño, altitud, la presencia o ausencia de agua dulce, la disponibilidad del alimento, la diversidad de hábitats y la diversidad de plantas que existen en cada isla.

Invertebrados

Los insectos son, probablemente, el grupo más diverso de invertebrados en las islas, ya que tienen una gran capacidad de adaptación a ambientes muy variados y sus necesidades de alimento y espacio son mínimas, comparadas con las de otros organismos superiores. Este grupo de animales es importante por ser un recurso alimenticio para los reptiles, aves y mamíferos. Además, muchos de ellos juegan un papel importante en la polinización (existen pocos estudios al respecto). La mayor diversidad se encuentra en las islas de mayor tamaño, como Tiburón y Ángel de la Guarda (Brusca, 1980). Guardan una estrecha afinidad con los insectos que habitan en los estados de Sonora, Sinaloa y la Península de Baja California. Destacan varios géneros con distribución cosmopolita y con distintas adaptaciones al ambiente semidesértico de las islas. Escarabajos picudos, de la familia Curculionidae, y miembros de la familia Tenebrionidae, se alimentan de cactáceas y se les halla enterrados en el suelo y entre las piedras. Un reducido porcentaje son especies acuáticas y semiacuáticas y viven dentro o en las orillas de las lagunas costeras o esteros (Brusca, 1980).

 

Reptiles

Las islas del Golfo de California han recibido considerable atención de parte de biólogos evolucionistas de muy diversas ramas, sobresaliendo entre ellos los herpetólogos (Grismer, 1999). El grupo de reptiles, sobresale, del resto de vertebrados terrestres de las islas por su alto nivel de endemismos. Trabajos recientes indican, que existen 115 especies de reptiles en estas islas, la mayoría de ellas son lagartijas (incluyendo a las iguanas), serpientes y tortugas; 48 de esas especies son endémicas (41.7%), que representan cerca del 10% de la diversidad herpetológica de México (Tabla 3.4). Algunas son endémicas a una sola isla, mientras que otras lo son a varias islas (Case, 1983; Grismer, 1999). Asimismo, 25 de las especies de reptiles presentes en las islas, equivalente a un 25.8% del total, están incluidas en la NOM-059-ECOL-1994 bajo las categorías de peligro de extinción, raras, amenazadas y sujetas a protección especial.

Especies y subespecies de reptiles endémicos en las Islas del Golfo de California

  Cholludo o Roca Foca San Esteban San Pedro Mártir San Pedro Nolasco
Aspidoscelis  bacatus
Aspidoscelis martyris
Crotalus estebanensis
Ctenosaura  conspicuosa
Ctenosaura  nolascensis
Masticophis slevini
Sauromalus varius
Uta nolascensis
Uta palmeri

Fuente: Modificado de Casas Andreu,  1992; Island Conservation & Ecology Group, 1998; Grismer, 1999.

 

 

Mamíferos

Comparados con los reptiles y las aves, los mamíferos son el grupo menos diverso en las islas (Lopéz-Forment et al., 1996). Entre ellos, el grupo mejor representado es el de los roedores, el cual incluye especies exóticas. No es el caso de los mamíferos medianos y grandes, como la liebre (Lepus alleni), el cacomixtle o babisuri (Bassariscus astutus insulicola), el coyote (Canis latrans) y el venado bura (Odocoileus hemionus), entre otros; que sólo se encuentran en algunas islas de gran tamaño debido a que necesitan más espacio y comida; además de que la mayoría son subespecies endémicas (Tabla 3.5.). Es importante mencionar que algunas de las islas de mayor tamaño tienen agua dulce, lo que influye en la biodiversidad (Lawlor en Case y Cody, 1983; Bourillón et al., 1988).

Especies y subespecies de mamíferos endémicos en las Islas del Golfo de California

  Patos San Esteban San Jorge San Pedro Mártir San Pedro Nolasco Tiburón Turner
Bassaricus astutus flavus
Canis latrans jamesi
 Chaetodipus baileyi insularis
Chaetodipus intermedius minimus
 Chaetodipus. Penicillatus seri
Dipodomys merriami mitchelli
Lepus alleni tiburonensis
* Myotis vivesi
 Neotoma albigula seri
 Neotoma varia
 Odocoileus hemionus sheldoni
 Peromyscus boylii glasselli
Peromyscus collatus
Peromyscus eremicus tiburonensis
Peromyscus  stephani
Spermophilus variegatustiburonensis

*Endémico a la región del Golfo de California.

Fuente: Modificado de Case y Cody, 1983; López et al, 1996; Ticul y Patton, 1999; Navarro y León, 2000.

Aves terrestres

 

Se considera como parte de este grupo a todas las aves que dependen principalmente de recursos terrestres para su alimentación y elaboración de sus nidos. Las especies predominantes son el cuervo (Corvus corax), la paloma huilota (Zenaida macroura) y la matraca del desierto (Campylorhynchus brunneicapillus). La mayoría de las especies pertenecen, ecológicamente, a la región conocida como “Desierto Sonorense”. Gran parte de ellas, en dicha región, tienen distribuciones geográficas amplias y en los casos en que su distribución es restringida, se les encuentra en un amplio espectro de hábitats. Muchas de las especies de esta región, se encuentran, también en hábitats de zonas bajas y áridas; como ejemplo, están las 14 especies que anidan en el Desierto de Mojave; que también anidan en el “Desierto Sonorense”. En las islas se encuentran aproximadamente 154 especies de aves terrestres, representando a 30 familias. Entre las aves terrestres no hay especies endémicas de las islas, ya que al encontrarse muy cerca de tierra firme y al moverse entre las islas y el continente, no se han formado poblaciones diferentes de las que se encuentran en la península o el continente (Cody, 1983). Del total de especies de aves terrestres, playeras y marinas, aproximadamente 50% son migratorias.

Dentro de los grupos de aves terrestres se encuentran los siguientes:

Aves rapaces. Estas especies, de distribución amplia y cosmopolita, son capaces de viajar largas distancias. La mayoría son animales predadores o carroñeros residentes en las islas y controlan la población de las presas. Éstas son las mismas especies que se encuentran distribuidas en el continente y son, de hecho, las comunes para Norteamérica (Case y Cody, 1983).

Aves terrestres migratorias. El Golfo de California está ubicado dentro de las rutas migratorias de muchas especies de aves que anidan en el oeste de Norteamérica y que pasan el invierno desde el oeste de México hacia el sur, por lo que no es sorprendente que algunas de ellas se hayan registrado en estas islas. Aunque en general, los ambientes desérticos no son comunes como hábitats para pasar el invierno, algunas especies pasan sus temporadas no reproductivas en el Desierto Sonorense y también son abundantes en estas islas. Existen, por lo menos, 45 especies de aves terrestres migratorias reportadas en las islas.

Especies de aves terrestres presentes en las islas del Golfo de California, residentes, migratorias y transitorias (anidantes y no anidantes en las islas)

 

      Residentes (falta información acercade anidación )   Migratoria (falta información sobre anidación) Transitorias
    A Residentes anidantes A Migratoria anidante Observadas. No determinadas
    NA Residente No Anidante en la (s)isla (s) NA Migratoria No Anidante NA Ocasional No Anidante
    NA Residente/Ocasional No Anidante A Migratorias de invierno anidante NA Aves de paso- No anidante
    A Anidante NA Migratorias de invierno No Anidante
    A? Posiblemente anidante    
    NA? Posiblemente no anidante    

 

  Alcatraz Huivulai Patos Pelícano San Esteban San Jorge San Pedro Mártir San Pedro Nolsaco Tiburón Turner
Accipiter cooperii
Accipiter striatus
Aeronautes saxatalis  
Aimophila botterii   NA
Aimophila cassinnii NA
Amphispiza bilineata   A   A A
Anthus rubesens   NA
Aquila chrysaetos
Archilochus alexandri NA NA
Asio otus
Athene  cunicularia NA NA NA
Auriparus calliope
Auriparus flaviceps     A A
Bubo virginianus  
Buteo jamaicensis     NA   NA
Buteo albonotatus NA
Buteo swainsoni NA
Calamospiza melanocorys   NA
Calypte anna  
Calypte costae     A   A A
Callipepla gambelli A
Campylorhynchus brunneiecapillus A   NA
Cardinalis cardinalis A
Cardinalis sinnulatus
Carduelis psaltria  
Carpodacus mexicanus A A A
Cathartes aura     NA NA
Catharus guttatus     NA  
Catharus ustulatus
Catherpes mexicanus NA
Chloroceryle americana NA  
Cistothorus palustri NA
Colaptes auratus
Columbina passerina A
Corvus corax     A A A
Cypseloides niger NA
Chlorura chlorura     NA
Chondestes grammacus  
Chordeiles acutipennis   A
Dendroica auduboni NA NA NA
Dendroica coronata   NA
Dendroica nigrescens NA NA
Dendroica petechia   NA
Dendroica townsendii  
Empidonax difficilis     NA   NA
Empidonax traillii NA
Empidonax wrightii NA
Falco mexicanus NA
Falco peregrinus A A   A
Falco sparverius   A
Geothlypis trichas  
Hirundo rustica   NA
Icterus bullockii NA NA
Icterus cucullatus NA
Icterus galbula NA
Icterus parisorum
Icterus pustulatus  
Lanius ludovicianus A A A
Melanerpes uropygialis A A
Melanotis sp.  
Melospiza lincolnii NA NA   NA
Melospiza melodia NA   NA
Micrathene whitneyi
Mimus polyglottos   A A NA
Molothrus ater   NA
Myiarchus cinerascens A A
Myiarchus nuttingi   NA
Myiarchus tyrannulus   NA
Oporonis tolmiei NA NA
Orescoptes montanus NA NA
Otus asio
Passer domesticus  
Passerculus sandwichensis NA NA NA   NA
Passerina amoena NA
Passerina cyanea  
Petrochelidon pyrrhonota NA NA
Phainopepla nitens A NA
Phalaenoptilus nuttalli NA NA
Pheuticus melanocephalus NA NA NA
Picoides scalaris     A NA A
Pipilo chlorurus     NA   NA
Pipilo fuscus NA
Piranga ludoviciana NA  
Polioptila melanura A A
Polioptila plumbea   NA
Progne subis   NA
Pyrochephalus rubinus NA
Quiscalus mexicanus   NA
Regulus calendula NA
Salpinctes obsoletus A A A A
Sayornis nigricans  
Sayornis saya       NA
Seiurus novaboracensis NA
Selasphorus rufus NA    
Selasphorus sasin NA    
Spinus psaltria NA
Spizella breweri NA   NA
Spizella pallida  
Spizella passerina NA
Stelgidopteryx serripennis   NA
Sturnella neglecta   NA
Tachycineta thalassina A   A
Toxostoma bendirei   NA
Toxostoma curvirostre  A?   NA?
Troglodytes aedon     NA
Tyrannus melancholicus  
Tyrannus vociferans NA
Tyto alba A
Vermivora celata   NA   NA
Vermivora peregrina        
Vermivora ruficapilla NA
Vireo huttoni NA
Vireo vicinior NA A
Wilsonia pusilla NA   NA
Zenaida asiatica A   A
Zenaida macroura A A
Zonotrichia albicollis   NA
Zonotrichia leucophrys NA NA NA

 

Residentes: Aves que viven habitualmente durante todo el año en las islas señaladas; sin embargo, en ciertas islas no hay datos que confirmen su anidación.

Migratoria: Aves que pasan periódicamente alguna temporada del año en las islas, ya sea para fines reproductivos u otros.

Transitorias: Visitantes pasajeras, momentáneas o accidentales.

No determinada: Aves de las cuales existe información sobre su presencia en las islas, pero aún faltan datos más precisos.

Fuente: Modificado de Gaviño y Uribe, 1980; Case y Cody, 1983; Velarde, 1989; Tershy, et al, 1992; Figueroa y Castrezana, 1996; Áreas de Importancia para la Conservación de las Aves en México, 1998; UABCS, 1998.

Fauna marina

La fauna marina de las islas se describe a continuación de acuerdo al tipo de hábitat en el que se encuentran:

Zona costera. Existen dos tipos de hábitats:

  • Playa arenosa. Las más importantes se encuentran en las islas Tiburón, Ángel de la Guarda, San Lorenzo, Coronado, Carmen, San José, Espíritu Santo y Cerralvo (Thomson, et al. 1979; Bourillón, et al., 1988).
  • Playa rocosa. Este tipo de hábitat es común a lo largo de las costas de la península y alrededor de casi todas las islas. Los organismos que ahí se encuentran muestran claramente una distribución vertical, siendo diferentes en la superficie expuesta de las rocas y la zona de rompiente (Thomson et al., 1979; Brusca, 1980; Bourillón et al., 1988).

Zona pelágica. Esta zona es importante para varios organismos que viven en las islas, como lo son varias especies de aves marinas y los lobos marinos, ya que se alimentan en esta zona.

Invertebrados marinos

Para la zona entre mareas del Golfo de California, se han identificado aproximadamente 8 000 especies de invertebrados (Brusca, 1980).

 

Zona costera

  • Playa arenosa. Entre los organismos marinos presentes en este hábitat se encuentra el cangrejo topo y el cangrejo fantasma, especies que construyen madrigueras en la arena; así como almejas, caracoles, galletas de mar, isópodos y anfípodos (Brusca, 1980).
  • Playa rocosa. Entre las rocas expuestas al aire y alrededor de ellas, se encuentran balanos (cirripedios), gusanos tubícolas y caracoles, todos ellos son capaces de soportar largos periodos de desecación. En la zona de rompiente, se encuentran anémonas, estrellas de mar, quitones y en ocasiones coral verde (Porites). Entre las cavidades de las rocas se refugian algunos cangrejos (como el Grapsus grapsus) y erizos (Echinometra y Eucidaris spp.). Bajo las piedras hay un gran número de pequeños crustáceos. Adheridas a las rocas se encuentran gran diversidad de gusanos, esponjas y crustáceos. Sobre las rocas se fijan numerosas especies de algas, alimento de estos invertebrados (Brusca, 1980; Bourillón et al., 1988).

 

Zona pelágica

Si bien, los invertebrados de la zona pelágica no son tan diversos, como los de la zona intermareal, son muy importantes, ya que forman la base de la pirámide alimentaria en el Golfo de California. Entre ellos están varias especies de calamares y otros cefalópodos, así como medusas y eufáusidos (Figueroa y Castrezana, 1996).

 

Peces

Más de 875 especies de peces, representando 145 familias y 446 géneros, habitan las aguas del Golfo de California, de las cuales 77 especies son consideradas endémicas (Findley et al., 1996).

 

Zona costera

  • Playa arenosa. Entre los peces más comunes en esta zona están los gruñones (Leuresthes sardina) y los charales (Atherinops regis), que se agrupan en grandes cardúmenes en zonas cercanas a la playa, que filtran su alimento del agua por las branquias. Varias especies de curvinas y mojarras se encuentran en este tipo de hábitat. El botete Diana (Sphoeroides annulatus), obtiene su alimento rompiendo con sus fuertes mandíbulas en forma de pico las conchas de almejas y otros moluscos (Bourillon et al., 1988).
  • Playa rocosa. Entre las algas adheridas a las piedras se encuentra una amplia variedad de peces, ya que este ambiente les proporciona su alimento, refugio y sitios para su reproducción. Son comunes las damiselas de Cortés (Stegastes rectifraenum) y el pez sargento (Abdudefduf troschelii), ambas especies son conocidas como peces castañuelas por el ruido que emiten al defender sus territorios. El pez escorpión (Scorpaena mystes plumery) también es común, así como las morenas (Familia Muranidae) (Figueroa y Castrezana, 1996; Findley pers.). Algunos peces endémicos del golfo que viven en este tipo de fondos, son el gobio pantera (Barbulifer pantherinus) y el trambollo de nalga roja (Xenomedea rhodopygs) (Findley, com. pers.).

 

Reptiles

Zona pelágica

En las zonas pelágicas del Golfo de California habitan, cinco de los siete géneros de tortugas marinas del mundo y es común verlas cerca de las islas: la tortuga prieta (Chelonia mydas), la javalina (Caretta caretta), la carey (Eretmochelys imbricata), la golfina (Lepidochelys olivacea) y la siete filos (Dermochelys coriacea). El golfo es refugio, zona de pastoreo e hibernación para estas especies, especialmente para la tortuga prieta, que anida en las costas de Michoacán, y la javalina que anida en Japón. Asimismo, se puede observar ocasionalmente a la serpiente marina de vientre amarillo (Pelamis platurus) (Cody, 1983).

 

 

Aves marinas

Se consideran aves marinas a aquellas que dependen de recursos marinos para su alimentación. Existen aproximadamente 56 especies de aves marinas, de las cuales 18 de se reproducen en las islas; 26 son migratorias; 10 son residentes y seis son cuasiendémicas (B. Tershy, com. pers). Entre el 60 y 100% de la población mundial de algunas de estas especies, anidan en áreas insulares (DeWeese y Anderson, 1976; Velarde y Anderson, 1994). Debido a sus habilidades de dispersión, no existen especies de aves endémicas a las islas; sin embargo, algunas especies como el charrán elegante (Sterna elegans) se considera cuasiendémico, ya que 95% de la población mundial de esta especie anida en Isla Rasa (Velarde, 1989).

Además de Isla Rasa, existen varias islas que resaltan por su importancia como áreas de anidación de aves, se puede mencionar como ejemplo a la Isla San Pedro Mártir, que se encuentra dentro de las cuatro colonias de anidación, a nivel mundial, para los pájaros bobos cafés (Sula leucogaster brewsteri) y para los pájaros bobos de patas azules (Sula nebouxii nebouxii). La Isla Las Ánimas o San Lorenzo Norte, es uno de los sitios en el Golfo de California de mayor importancia para la anidación del pelícano pardo (Pelecanus occidentalis); la Isla Alcatráz posee la mayor colonia de anidación del cormorán orejudo (Phalacrocorax auritus) dentro del Golfo de California; en la Isla Salsipuedes anidan grandes colonias de pelícano pardo (Pelecanus occidentalis) y del cormorán de Brandt (Phalacrocorax penicillatus); la Isla Partida (Norte) es la más importante en el golfo para la anidación del paiño negro (Oceanodroma melania) y del paiño mínimo (Oceanodroma microsoma), además contiene a la colonia más grande de gaviotas de patas amarillas (Larus livens) en el golfo (E. Velarde, com. pers.). Dentro de las aves migratorias, algunos de los individuos de las poblaciones que anidan en la islas permanecen dentro del golfo a lo largo del año (por ejemplo, Larus heermanni y Pelecanus occidentalis.) (Tabla 3.7.).

Zona costera

  • Playa arenosa. En esta zona se encuentran aves que dependen de este hábitat para su descanso, alimentación y, en algunos casos, para su anidación (Bourillón, et al., 1988). La mayoría de estas especies son garzas y garzones, así como especies pequeñas de playeritos, avocetas e ibis. Todas estas aves, poseen un amplio rango de distribución y pueden dispersarse en distancias como las que separan a las islas del continente. Entre las especies de aves que se observan en este tipo de hábitat están la gran garza morena (Ardea herodias),  la picopando canela (Limosa fedoa) y el zarapito piquilargo (Numenius americanus) (Bourillón, et al, 1988).
  • Playa rocosa. En las aguas cercanas a las playas rocosas se alimentan gran cantidad de especies de aves marinas, como el zambullidor orejudo (Podiceps nigricollis) y otros zambullidores. En los acantilados de algunas islas anidan cormoranes, gavilanes pescadores (Pandion haliaetus) y  martín pescador norteño (Ceryle alcyon). En las costas rocosas libres de vegetación, anida el ostrero americano (Haematopus palliatus) (Bourillón, et al, 1988) (Tabla 3.8.).

 

Zona Pelágica

Por sus hábitos alimentarios, algunas aves marinas se encuentran relacionadas con la zona pelágica. Los paiños y falaropos (Phalaropus spp.) se alimentan del plancton; mientras que varias especies de gaviotas y charranes se alimentan de peces como sardinas, lo mismo que los pelícanos pardos, los pájaros bobos cafés (Sula leucogaster), los bobos de patas azules, el rabijunco pico rojo (Phaeton aethereus) y la fragata (Fregata magnificens) (E. Velarde, com. pers.).

Especies de aves marinas presentes en las islas del Golfo de California: residentes y migratorias ( anidantes o no anidantes)

 

Residentes (falta información acerca de anidación ) Migratoria (falta información sobre anidación) A Anidantes
A Residentes anidantes A Migratoria anidante NA No anidantes
  NA Migratoria No Anidante  

 

  Alcatraz Huivulai San Esteban San Jorge San Pedro Mártir San Pedro Nolasco Tiburón
Aechmophorus occidentalis         NA    
Anas acuta              
Anas carolenensis              
Anas cyanoptena              
Anas platyrinchos              
Anas strepera              
Anser albifrons              
Aythya americana              
Aythya valisineria            
Aythya affinis              
Aythya collaris              
Branta bernicla             NA
Branta canadensis             NA
Bucephala albeola              
Chen hierborea              
1 Fregata magnificens         NA    
Fulica americana              
 Gavia artica             A
Gavia immer         NA    
Gavia pacifica         NA    
Gavia stellata              
Grus canadensis              
Larus argentatus              
Larus atricilla              
Larus californicus         NA    
Larus delawerensis         NA    
2 Larus heermanni       A A    
2 Larus livens     A A A A  
Larus occidentalis              
Larus philadelphia         NA    
Mareca americana              
1 Oceanodroma melania     A        
2 Oceanodroma microsoma     A        
Oxyura jamaicensis              
1 Pelecanus erythrorhynchos   A          
1 Pelecanus occidentalis   A A   A A  
Phaeton athereus mesonauta       A A    
1 Phalacrocorax auritus A     A      
1 Phalacrocorax penicillatus     A   A   A
Porzona carolina              
Podiceps nigricollis              
2 Sterna elegans       A NA    
Sterna maxima       A NA    
1 Sula leucogaster       A A A  
1 Sula nebouxii nebouxii       A A A  
2 Synthliboramphus craveri         A   A
  1. Se dispersan en el Golfo de California durante la época No Reproductiva
  2. Cuasiendémica del Golfo de California.
  • En el caso de las aves rapaces, la mayoría de las especies en esta lista son residentes de las islas, aunque no se encontraron datos exactos sobre anidación en las islas.

Residentes: Aves que viven habitualmente durante todo el año en las islas señaladas; sin embargo, en ciertas islas no hay datos que confirmen su anidación.

Migratorias: Aves que pasan periódicamente alguna temporada del año en las islas, ya sea para fines reproductivos u otros.

Transitorias: Visitantes pasajeras, momentáneas o accidentales.

No Determinada: Aves de las cuales existe información sobre su presencia en las islas, pero aún faltan datos más precisos.

 

Fuente: Modificado de Gaviño y Uribe, 1980; D.O.F., 1983; Bourillón, et al., 1988; Velarde, 1989; Tershy et al., 1992; Velarde y Anderson, 1994;  Figueroa y Castrezana, 1996; Island Conservation & Ecology Group, 1998; UABCS, 1998.

Aves playeras presentes en las Islas del Golfo de California.  Residentes y migratorias, así como anidantes y no anidantes en estas islas

 

  Residentes (falta información acerca de anidación ) Migratoria (falta información sobre anidación) Transitorias
A Residentes anidantes A Anidante Observadas, no determinadas

 

 

  Alcatraz Huivulai San Esteban San Jorge San Pedro Mártir San Pedro Nolsaco Tiburón
Actitis macularia              
Aphriza virgata              
Ardea herodias              
Arenaria melanocephala      
Botarus intiginosus      
Butorides striatus              
Butorides virescens      
Casmerodius albus      
Ceryle alcyon              
Charadrius vociferus      
Egretta thula              
Haematopus palliatus      
Heteroscelus incanus      
Nycticorax nycticorax      
Pandion haliaetus     A       A
Rallus limicola              
Spatula clypeata              

Residentes: Aves que viven habitualmente, durante todo el año en las islas señaladas; sin embargo, en ciertas islas no hay datos que confirmen su anidación

Migratorias: Aves que pasan periódicamente alguna temporada del año en las islas, ya sea para fines reproductivos u otros.

Transitorias: Visitantes pasajeras, momentáneas o accidentales

No Determinada: Aves de las cuales existe información sobre su presencia en las islas, pero aún faltan datos más precisos

Nota: Tanto Ceryle alcyon como Pandion haliaetus se consideran playeras porque se alimentan de recursos en la zona costera.

Fuente: Modificado de Gaviño y Uribe, 1980; Case y Cody, 1983; Velarde, 1989; Tershy et al, 1992; Figueroa y Castrezana, 1996; Areas de Importancia para la Conservación de las Aves en México, 1998.

 

Mamíferos Marinos

Zona costera

En las islas del golfo existen importantes colonias de lobos marinos de California (Zalophus californianus). En la segunda mitad de los ochenta, en todo el golfo se conocían alrededor de 40 loberas: 13 de reproducción, con el 93% de la población del golfo; el resto se repartía en 14 áreas no reproductivas, cuatro de apareamiento y nueve paradores (Zavala, 1990). El tamaño de la población fue estimado en unos 30 000 individuos, que representa el 24% de la población de esta especie en México (Aurioles, 1988; Zavala, 1990; Aurioles y Zavala, 1994). Las loberas más importantes se encuentran en las islas San Esteban, San Jorge, Ángel de la Guarda y San Pedro Mártir (Zavala, 1990; 1993). En las loberas de reproducción de las provincias norteñas del golfo (parte media-alta: provincias Canal de Ballenas y Norte, según Roden y Emilsson, 1979), el máximo poblacional se presenta en el verano, mientras que en las loberas de la provincia central o parte sur del golfo, se presentan dos: uno en verano y otro en invierno. Esto se debe, principalmente, a las hembras de lobo marino las que aumentan significativamente en número, en la provincia central, de otoño a invierno a causa de las condiciones oceanográficas que favorecen la productividad primaria de la región en dicha estación (Zavala, 1990). Hay evidencias, de que algunos machos adultos también migran hacia el sur del Golfo de California y al Pacífico Nororiental durante el invierno (Aurioles, 1988; Morales y Aguayo, 1992). Sin embargo, en la región de las grandes islas y parte norte del golfo, un mayor número de los lobos marinos de edad adulta, de ambos sexos, permanece en las aguas de la región durante las cuatro estaciones del año, lo que hace suponer que dicha población es residente (Zavala, 1990). En esta región es muy marcada la coincidencia de los lobos marinos y sus loberas en las áreas mas productivas del golfo (Aurioles y Zavala 1994; Zavala 1993; 1999), motivo por el cual las interacciones de los lobos marinos con las actividades pesqueras son mayores (Zavala y Mellink, 1997; Zavala, 1999).

Zona Pelágica

Los cetáceos son el grupo de mamíferos marinos que presenta una mayor diversidad en el Golfo de California; aquí encontramos el 82% de las especies que se distribuyen en el Océano Pacífico Nororiental y el 38 % de las que se conocen en el mundo (Vidal et al., 1993). Si se considera el área que representa el Golfo de California, en relación con las grandes extensiones de mar con las que se compara, es difícil encontrar otra zona en el mundo con tan alta diversidad de cetáceos en un área tan pequeña. Entre las especies más representativas, están el delfín común (Delphinus capensis), el tursión (Tursiops truncatus), la ballena de aleta o rorcual común (Balaenoptera physalus), entre otras más.